Comer bien, comer sano

Entre los conceptos de manejo habitual que ahora forman parte de nuestra vida, hay uno que llama la atención desde el principio, porque nos obliga al cambio más importante de cuantos pueda llevar parejos la vida de un diabético.











Teniendo en cuenta que en la mayoría de las casas, la única pauta que se sigue, es sentarse a una hora determinada a comer o a cenar, resulta cuanto menos curioso que debamos cambiar una costumbre tan familiar y arraigada, y encaminarnos hacia algo que ni se nos habíamos planteado que pudiera existir...





¿Y qué quiere decir "ración de comida"?

¿Cómo haré para medir las raciones cuando no tenga delante una báscula?

¿Nos acordaremos de cuantas uvas son una ración para hacer el cálculo en el comedor del cole?

¿Y si tengo menos hambre... debo comer las mismas raciones igualmente?

¿Qué son los hidratos de carbono lentos y rápidos?

¿Podremos darle un zumo si nos vamos a tomar el aperitivo juntos un domingo por la mañana?





Yo estoy todavía resolviendo estas y otras dudas. Muy pronto espero ser capaz de persuadir a nutricionistas para que aporten sus conocimientos a este blog, explicados de forma sencilla y clara (para los novatos como nosotros)



Por lo pronto, lo único cierto es que es bueno tomar referencias. Algunos de los alimentos que voy a poner a continuación no son imprescindibles en la dieta de un diabético, pero he querido incorporarlos (como los demás, que sí lo son), para hacer ver a los padres y niños en debut, que nada está completamente prohibido... y sólo es cuestión de saber  cuánto y cuando...
En principio, es importante contar con una tabla de Hidratos de carbono por alimento. Yo utilizo la que proporciona la Fundación para la Diabetes, podéis consultarla AQUI

También es bueno conocer otros datos, como éste en el que nos basamos a menudo:

A través de una amiga, profesora de nutrición en la Universidad de Vigo, me he hecho con un libro estupendo del Instituto Danone, que nos proporciona una serie de recetas de cocina -sencillísimas en su mayoría-  y absolutamente normales, alejadas de lo que algunos consideran "alimentación típica de un diabético". Os paso el enlace donde podéis acceder a toda la información y además descargarlo en formato PDF. A mi me resulta útil porque en los cuadros de cada menú, viene toda la información necesaria para orientarnos, por ejemplo, a la hora de preparar una cena equilibrada, con la información de carbohidratos por plato (establecidas las raciones en gramos), lo cual es una ayuda, estupenda yo creo.

Descarga el PDF AQUI




Otro enlace interesante, proporcionado por una amiga de Facebook  


Muchas gracias M. Carmen..







2 comentarios:

  1. Ana, he estado viendo las recetas y las raciones que he visto por encima están mal calculadas.

    ResponderEliminar