jueves, 1 de octubre de 2015

Cazuela de quinoa.

De un tiempo a esta parte se habla de los superalimentos a diario. No hay familia que desconozca la existencia de la quinoa, el teff o la chia. A diario escuchamos mil beneficios sobre sus propiedades y nos hacemos el firme propósito de comprar alguno la próxima vez que vayamos al súper. Unas veces nos animamos a investigar... y otras muchas decidimos esperar a que alguien nos dé una idea de cómo cocinarlo para probar. Yo también, claro. Hoy hoy voy a hablar de la quinoa, un cereal conocidísimo en una parte de América del sur, que en España está abriendo mercado a pasos agigantados. Si quieres saber qué es y tener una información más amplia sobre sus propiedades, entra en este enlace: QUINOA
 
Yo voy a dar una receta hecha en casa que no es otra cosa más que una cazuela de verduras y quinoa, pautada por raciones. Con las cantidades que doy hemos comido perfectamente dos personas a plato único. Sólo hemos incorporado fruta para el postre, pero esto -naturalmente- ya queda a vuestro criterio.

INGREDIENTES. 
Fuente: Tablas de la Fundación para la Diabetes

- 100 gr. de quinoa = 6 R
- 200 gr zanahorias = 1.3 R
- 150 gr de calabaza a dados = 0.7 R
- 80 gr  trozo de cebolla = 0.5 R
- 200 gr de setas = 0.6 R
- 150 gr de judias verdes planas = 0.6 R
- 1/2 litro de caldo  de pollo o agua
- 2 huevos
- 1 tarrina de queso fresco ligero
- 100 gr. de queso rallado para gratinar
- Sal, aceite de oliva, pimienta
- Albahaca
                                            TOTAL = 9.7 RACIONES
  
1.- En una cazuela se cuece la quinoa. Hay que lavarla antes para eliminar una suave capa de saponina que tiene. Lo que yo hago es ponerla en un colador y dejar caer por encima el agua del grifo. Veréis que al principio sale un poco turbia, hasta que poco a poco se aclara. La proporción para cocerla son dos partes de agua por una de quinoa. Cuando el agua esté hirviendo se agrega la quinoa y se cuece durante unos 12 minutos a fuego medio, hasta que se evapora todo el agua. Si os queda exceso de líquido pasadla por el colador fino para que gotee un rato.
 
2.- Mientras se cuece la quinoa hacemos el rehogado de verduras.
Cortamos la cebolla, la zanahoria por la mitad y a láminas, la calabaza a dados, las judías verdes a láminas finas y las setas en juliana. 
 
3.- Rehogamos la cebolla hasta que esté doradita, después añadimos la zanahoria, la calabaza y las judías verdes. Lo removéis un poco para que se empape del sabor de la cebolla y echáis un poco de caldo hasta que cubra ligeramente todo, lo dejáis cociendo a fuego lento hasta que se evapore el caldo. Después ponéis las setas a fuego medio y lo rehogáis hasta que las setas suelten el líquido y se evapore. Salpimentáis a vuestro gusto y ponéis alguna especia también a vuestro gusto, por ejemplo albahaca seca. En definitiva, un rehogado de verduras normal y corriente
 
4.- Batimos los dos huevos y agregáis el queso fresco desmenuzado, lo mezcláis bien. A continuación echáis la quinoa en la sartén donde están las verduras y removéis para que se mezcle todo bien. Echáis también la mezcla de huevo y removéis más. Ya lo tenéis todo listo para gratinar en una fuente de horno que habréis engrasado un poco con aceite de oliva. Añadís el queso rallado,  y un poco de albahaca y lo metéis en el horno primero sin el grill, unos 10 minutos para que se cueza el huevo y después ya unos minutos más con la parte de arriba para gratinar el queso hasta dorarlo.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario