miércoles, 14 de octubre de 2015

A vueltas con la cura de la diabetes

Hace unos días , la entrada "Pongamos freno a las MENTIRAS sobre la diabetes" recibió  un comentario que no publiqué que decía textualmente:

-Es totalmente dañino este artículo y muestra la ignorancia total de su autor: la diabetes no es una enfermedad terminal ni incurable. Hay decenas de testigos de eso. POR FAVOR DEJE DE ASUSTAR A LA GENTE. 
Por supuesto podría dar el nombre y nacionalidad de la persona que lo escribió pero eso supondría darle publicidad a su canal de youtube o a sus actividades como eso que llaman "parapsicóloga" y "canalizadora de información sobre avistamientos OVNI..." Con este currículum, podrán suponer los lectores de DER que la credibilidad que yo le doy a cualquier cosa que me pueda decir esta persona directamente me la trae al pairo, así que creo que lo mejor es volver a argumentar con sentido común y datos constatados.

En el pasado yo he hablado ya sobre este tema en dos post, uno lo he mencionado antes, y previamente ya lo había hecho en este otro: "¿La diabetes se cura?"; sin embargo dado que no sólo se cuestionan mis planteamientos sino que se me acusa de ASUSTAR a la gente, voy a aportar enlaces a entradas similares en algunas de las asociaciones más conocidas y con mayor credibilidad de las que yo conozco -en español- por aquello de reforzar un argumento que aunque se cae de evidente, parece difícil de entender para determinados charlatanes.
  1. - Asociación de diabéticos de Madrid
  2. - Jaime, mi dulce guerrero:  La cura y las noticias
  3. - Jaime, mi dulce guerrero: No podemos revertir la diabetes, pero podemos revertir la ignorancia.
  4. Mi Diabetes: ¿Revertir la diabetes? Yo paso
  5. Mi Diabetes: De transplantes de páncreas artificial que no existen para curar la diabetes, millonarias ayudas y desinformación.
  6. SED (Sociedad española de Diabetes: ¿Se puede curar la diabetes? 

Por supuesto podría seguir aportando mil testimonios y artículos sobre la inexistencia de una cura actual, como también del hecho innegable que cualquiera de nosotros daríamos todo lo que tenemos (y lo que no ... también) porque la cura fuese una realidad  que  permitiese a nuestros hijos y familiares llevar la misma vida que tenían antes del diagnóstico.
Pero no es así. Por ahora no es así. Tenemos muchas maneras de afrontar la situación que nos ha tocado, y probablemente en un momento lleguemos a necesitarlas todas: ira, desesperación, cansancio, calma, normalidad, optimismo, dejadez, apatía... Esta enfermedad nos acompañará de por vida, así que en tanto tiempo tendremos sin duda momentos de todo tipo.
Personalmente trato de educar a mi hijo para que sea capaz de gestionar su diabetes de la mejor manera posible y con ello gane en autonomía y calidad de vida. No prendo convencerlo de que metiendo la cabeza debajo del ala puede vivir como si no tuviese enfermedad alguna. Pero claro, esto sólo es mi punto de vista... el de una madre que trata de proporcionarle a su hijo la actitud suficiente para llevar el tipo de vida que se merece; igual que todos, imagino. ¿De verdad creen que si cualquiera de nosotros supiéramos que esa supuesta cura existe seguiríamos insistiendo en que lo mejor es pincharse tantas veces al día y llevar las mismas rutinas que ahora?

.... Un poquito de seriedad, por favor... un poquito de sentido común.

No hay comentarios:

Publicar un comentario