jueves, 5 de marzo de 2015

Filloas para cenar

En Galicia llevamos toda la vida viendo cocinar a las madres y abuelas una tortilla de harina y leche que llamamos filloa, sin saber -tontos de nosotros- que estamos preparando crepes...
Bromas aparte, lo cierto es que absolutamente todo el mundo sabe preparar filloas (o crepes) y aunque generalmente se toman como postre dulce, cada vez es más habitual aprovechar la misma masa para rellenarla de cosas saladas y convertirla en una cena.
Yo utilizo una receta aprendida en casa, y que hago "a ojo" pero creo que una aproximación en cantidades sería así:

4 huevos
50 grs de harina de trigo
50 grs de manteca (o mantequilla)
400 ml de leche
sal


A mi no me salen especialmente finísimas -como las que hacía mi abuela o alguna de mis tías- así que cada una de las hechas por mi tiene más o menos una ración de hidratos. Mi tía Loli que las hace casi transparentes, consigue que 2 de las suyas tengan los mismos HC... ella es una maestra.

La preparación es muy sencilla; se mezcla todo en una batidora, se embadurna la sartén con un trocito de manteca o aceite, se deja calentar y se pone una cucharadita. Una vez que se ven burbujas en la parte de arriba de la tortilla, se le da la vuelta con una espátula y a los pocos minutos está lista. En esta imagen de la web pequerrecetas.com creo que se resume bastante bien el proceso.

¿Qué hago con ellas?


Las relleno de cualquier cosa que le apetezca a Dani, y se lo doy de cena: jamón y queso, ensaladilla, pollo a la plancha con aguacate, o cualquier cosa que se os ocurra, y lo acompaño de una ensalada de tomate -por ejemplo- para darle una cena que le encanta y que tampoco lo sobrecarga de hidratos.
Si a este primer plato le añado una pieza de fruta y un vaso de leche o un yogur, el niño ha cenado perfectamente sin un aporte extraordinario de kcal.
Os propongo que las probéis porque realmente es un plato muy polivalente que podéis preparar con antelación y que está delicioso simplemente recalentándolas un momento en el microondas o pasando la crepe de nuevo por la sartén. Si alguna noche no sabéis qué preparar de cena.. ¿Por qué no unas filloas rellenas de algo que guste a toda la familia?



 

No hay comentarios:

Publicar un comentario