martes, 2 de diciembre de 2014

Planificamos la navidad

Todos pensamos lo mismo, ya lo sé: aún faltan 3 semanas para nochebuena... pero lo cierto es que el tiempo pasa muy deprisa y nosotros no podemos dejar para el último momento la planificación de nuestras fiestas. Debemos ser siempre metódicos, pero también me parece importante que los chicos puedan disfrutar de los momentos que van a venir, con la familia, los amigos , los regalos, etc. ¿Cómo podemos compatibilizar las infinitas reuniones caseras y el montón de comidas que se sucederán estos días, con unos niveles adecuados de glucemia?

Vamos a dar unos consejos sencillos...

  • Control de los niveles de glucosa: deben ser más puntillosos que nunca, pues a la menor subida del azúcar en sangre se deben adoptar las medidas correctoras necesarias: ejercicio, control de dieta, etc.
  • No descuidar el ejercicio: No valen excusas, hay que salir de nuestra zona de confort y movernos del sofá. Caminar, nadar, esquiar los que podáis o simplemente dar paseos largos por la ciudad. Pero no vale vaguear tras las comidas... los excesos en cuanto a la cantidad de alimentos se deben contrarrestar con un aumento de la cantidad e intensidad de ejercicio físico. Para evitar la hiperglucemia, las personas con diabetes tipo 1 deben tener muy claro qué dosis adicional de insulina rápida deben utilizar si aumentan la cantidad de alimentos ingeridos.
  • Planificación nutricional de los alimentos: para comer de todo hay que equilibrar la dieta durante estos días. Se debe controlar la presencia de hidratos de carbono de cada comida y contrarrestar los alimentos festivos con comidas sanas. Lo importante es el balance final diario de nutrientes y si se planifica correctamente no debe ser necesario modificar la dosis de insulina (diabetes tipo 1) o la medicación para el control de la glucosa (diabetes tipo 2). No obstante, es importante recordar que en la actualidad se comercializan muchos de los dulces típicos de la Navidad aptos para diabéticos, por lo que sería importante comer de éstos en vez de los que tienen un alto contenido en azúcar.
  • Controlar las raciones: las cenas y comidas de las grandes celebraciones se caracterizan por la abundancia. Los diabéticos pueden comer de todo (aunque no en todo momento), pero en su justa medida y atendiendo a su contenido nutricional global. En todo caso, 
  • No podemos evitar que se emocionen con tantas cosas, pero... sí debemos enseñarles a relajarse ante tanto exceso de adrenalina y a no agobiarse, cuando surgen imprevistos. Lo principal es mantener un equilibrio emocional en la medida de lo posible.
 Como siempre es muy difícil evitar comer de más, propongo incorporar a nuestras mesas, ideas tan vistosas como deliciosas, bajas en hidratos, para que les resulten atractivas y no se carguen de  farináceos. De esta forma, siempre será más fácil tomarse algo a mayores en el postre...

IDEAS:

Cada una de estas fresas, rellena con nata edulcorada, tiene menos de 0.25 raciones. Son una idea a tener en cuenta porque llenan mucho, son apetecibles y no tienen exceso de hidratos.

Poner queso ligero en un plato igual no siempre queda apetecible, pero visto así.... ¿A quién no le dan ganas de picar?

Este tipo de pinchitos tiene entre 0 y nada de carbohidratos... ¿alguien se resiste?

Arbolitos hechos con masa de pizza, guacamole y pimientos. Si la masa es finita, podrán picar muchos con pocas raciones.
Vistas estas ideas en la mesa, todo el mundo picoteará algo delicioso, sin meterse carbohidratos de más. De esta manera, habremos conseguido disfrutar con la comida y dejar un hueco en nuestras raciones para el turrón.

En unos días subiré un menú de nochebuena pautado por raciones  ¿os interesa?

No hay comentarios:

Publicar un comentario