jueves, 20 de marzo de 2014

Llega la primavera

Tras un invierno lluvioso, largo y algo sobrecargado de problemas de salud, parece que la primavera empieza a estabilizar las cosas.
He tenido mucho tiempo para estudiar más, perfeccionar algunos de mis planteamientos pasados y sobre todo, pensar. Todo esto, dará como resultado un blog mejor y más profesional con el que espero llegar a un público mayor, al abrir campo no sólo a los niños, sino también a otros grupos de personas con diabetes, a los que hasta ahora no nos dirigíamos: los Tipo 2.
Pero, esto se irá viendo poco a poco, por el momento seguimos en el punto en que habíamos quedado, podemos retomar con el mítico "Decíamos ayer..."
Hemos pasado meses con lluvia constante, y de repente ha cesado el agua y el campo empieza a brotar en todo su esplendor, con lo que los agente alergógenos se extienden como un reguero de pólvora. Es cierto que las alergias no tienen un componente asociado a la diabetes, pero también es verdad que el tratamiento de las mismas, suele alterar los niveles de glucemia habitualmente.
El agente alergénico más habitual son las gramíneas, que polinizan de abril a junio. Según el Dr. Feo -perteneciente a la Sociedad española de alergología e inmunología clínica- “Los pólenes de gramíneas son los más frecuentes, afectando al 80% de las personas alérgicas. El polen de olivo, en centro y sur peninsular, afecta al 60-70 % de los pacientes, dependiendo del grado de exposición (en Jaén más del 90 %). Además, el polen de olivo provoca más episodios de asma bronquial que las gramíneas. De forma general, las quenopodiáceas son el tercer polen en importancia, provocando síntomas entre el 30-50 % de los alérgicos. Los pólenes de Cupresáceas en las grandes ciudades también es una polinosis destacada, afectando hasta al 50 % delos alérgicos”, señala el alergólogo.

 ¿Cómo tratamos a nuestrso niños con diabetes cuando padecen episodios de alergia?

1. Permanecer el máximo tiempo posible dentro de casa durante los días de mayor concentración de polen y, sobre todo, en los días de viento.

2. No abrir las ventanas de casa entre las 5.00 y las 10.00 de la mañana y las 19.00 y 22.00 de la noche, así como disminuir las actividades al aire libre durante esas horas, porque es cuando los niveles de polen están más elevados.

3. En los desplazamientos en coche, mantener las ventanillas cerradas.

4. Colocar filtros antipolen en los aparatos de aire acondicionado, tanto en casa como en el coche, y no olvidar cambiarlos con frecuencia.

5. Cuando se salga a la calle, llevar gafas de sol para que el polen no pueda entrar en contacto con los ojos.

6. Ducharse y cambiarse de ropa al llegar a casa. No tender la ropa en el exterior, ya que los granos de polen pueden quedarse atrapados en las prendas.

7. Evitar actividades que puedan remover partículas de polen, como cortar el césped o barrer la terraza, etc. En caso de alergia al polen de gramíneas, no es recomendable tumbarse sobre el césped.

8. Si se tiene jardín, evitar tener plantas que polinicen por el aire.

9. No dormir cerca de fuentes de pólenes alergénicos, como árboles o plantas.

10. Si se toman medicamentos específicos para las alergias, como antihistamínicos, es fundamental utilizar solamente  los recetados por el médico, sin dejarnos aconsejar por publicidad televisiva o por el boca a boca, dadas las especiales características de nuestro colectivo como paciente.

Quiero insistir mucho en este último punto, puesto que no todos los antihistamínicos son adecuados para las personas con diabetes, y por tanto podrían provocar reacciones adversas o efectos secundarios de diferente catalogación. Es imprescindible tener en cuenta que las alergias requieren siempre una pauta médica específica y única para cada paciente, por tanto no se debe automedicar a unos con los medicamentos de otros... No asumamos riesgos innecesarios.
Y, ante cualquier duda sobre la forma de actuación en estos casos, os recomiendo llamar a la Soc. española de alergología, donde os atenderán por teléfono profesionales del sector.
El tfno es el siguiente:  915348826 , y su e-mail:  seaic@seaic.org. 
Porque con las medidas de precaución -y acción- necesarias, todos podremos disfrutar más y mejor de la estación que acaba de llegar..


Fotografía descargada de google imágenes





3 comentarios:

  1. Como siempre muy interesante. Lo compartiré con mis hermanas y amigas. No se que ocurre pero cada vez hay más gente con alergias.
    Marilo PR

    ResponderEliminar
  2. Cuidado sobre todo con los corticoides para el tratamiento de las alergias. Los corticoides inducen resistencia a la insulina, esto es, la cantidad de insulina que normalmente era suficiente para controlar los niveles de glucosa en la sangre ya no lo es.
    Siempre ponerse en manos de nuestro endocrino.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Completamente de acuerdo. Por eso insisto en la conveniencia de dejarse guiar sólo por el médico y no acudir en busca de medicamentos de acción rápida, accesibles sin receta, que pueden ocasionarnos más problemas que beneficios. Imprescindible la pauta de nuestro endocrino, por supuesto...

      Eliminar