domingo, 8 de diciembre de 2013

Resfriado = hiperglucemia (1ª parte)


El invierno ya está aquí, y con él empiezan a aparecer en niños y mayores los resfriados. Al ser una causa vírica es difícil determinar un tratamiento apropiado, más allá de paliar algunos de los síntomas (como el dolor de cabeza) con un analgésico.


Quiero sugerir a los papás y mamás que no se dejen llevar en este punto por las recomendaciones externas al pediatra o endocrino. Es fácil caer en la tentación de administrarle a nuestros hijos un medicamento que nos han recomendado otros, simplemente porque a ellos "les va bien", pero no debemo olvidar que no todo el mundo reacciona de la misma forma ante un fármaco , y que el riesgo de automedicar a los niños sin conocimiento de su médico puede provocar un problema mayor. Ésta es la razón por la cual no voy a decir el nombre del que utilizo para mi hijo; simplemente es una pauta que le ha dado su médico y  por tanto está pensada para él. Hablar de medicamentos en este caso, me parece temerario.
Dani viene arrastrando malestar desde hace unos días, a pesar de lo cual sus glucemias no se han resentido mucho porque afortunadamente está bien compensado y durante este proceso de gestación no ha mostrado síntomas demasiado evidentes (aparte de referir cansancio y  algo de dolor de cabeza). Sin embargo ayer, ya empezó a estornudar intensamente, su voz se había vuelto grave y tenía la nariz taponada. En definitiva, un resfriado común. No tiene placas en la garganta, no le duelen los oídos... nada excepto la sensación de malestar general que conlleva una viriasis como tantas.
Las glucemias de ayer ya fueron altas, a pesar del incremento de la insulina, pero como son derivadas de la enfermedad, no me resultaron preocupantes; yo conozco la causa, y por tanto no me agobio, aunque esté más pendiente de él que de costumbre.
Anoche a las 10.30 estaba en 290, estuve valorando pinchar una unidad extra. Decidí esperar y repetir la glucemia a las 00.00, para entonces estaba en 206. Dejé al niño dormir y decidí no ponerle bolo corrector; porque su aliento no mostraba olor a acetona, y no había síntoma alguno que hiciese pensar que pudiera entrar en cetoacidosis.
Esta mañana, igual de cansado y con el resfriado en plena efervescencia, se levantó igual:

Por tranquilidad mía, hice una medición de cetónicos: negativa. En un rato llamaré por teléfono a su pediatra, entre tanto lo dejaré descansando tapadito en el sofá . Ya veré si mañana va al cole o no, ésto si que depende ya de su evolución. No quiero que el frío polar de estos días le haga retroceder.

Pero... ¿Por qué se producen las hiperglucemias cuando un niño está enfermo? 
- Las infecciones y enfermedades víricas son la causa más frecuente de hiperglucemia y descompensación de la diabetes, puesto que en casos de resfriado, infección dental, etc, el organismo eleva la producción de determinadas hormonas para luchar contra la misma, lo cual aumenta el nivel de azúcar en sangre. Además, muchos de los fármacos que nos recetan para combatirlas, en sí mismos ya resultan hiperglucemiantes. En estos casos, cuando observemos un aumento en el nivel de glucosa en sangre, después de haber iniciado el tratamiento con un medicamento, recomiendo volver al médico y pedirle que valore la conveniencia de cambiarlo por uno nuevo.

¿Cómo actuar de forma inmediata ante un resfriado común en un paciente con diabetes?
  1. Beber abundante líquido, para combatir la posible deshidratación al mismo tiempo que se ayuda a bajar la glucemia.
  2. Reposo. El descanso le permite al cuerpo combatir el resfriado. No planees actividades que requieran gasto de energía, porque el cuerpo la necesita para combatir la enfermedad.
  3. Si tiene fiebre por encima de 38º, ir al médico. (No todo el mundo tiene su teléfono como yo, y es mejor llevarlos a que valoren la situación)
  4. No me gustan los medicamentos descongestionantes, porque pueden hacer más difíciles de identificar las causas de la hiperglucemia. En caso de necesitarlos, quizá mejor agua de mar nebulizada.
  5. Viligar los niveles de glucosa en sangre con frecuencia. Puede ser necesario cambiar la pauta de insulina durante estos días.
  6. Controlar el nivel de cuerpos cetónicos. Al persistir la hiperglucemia de forma continuada, por la enfermedad, se corre el riesgo de producir acetona. Con una tira reactiva en orina lo sabremos al instante.. y actuaremos en consecuencia.
  7. Si hay vómitos, diarrea o intolerancia a los alimentos. ACUDIR AL MÉDICO inmediatamente.

... Y sé paciente, ten calma y no te dejes desbordar por un catarro... El resfriado es la enfermedad más habitual del mundo,y todos la hemos sufrido muchas más veces de las que podemos recordar.

Y recuerda tomar nota de tus glucemias, los medicamentos, y las medidas que tomaste en el cuadro gripal. ¡APRENDER DE LA PROPIA EXPERIENCIA es la forma más eficaz y acertada de estar preparado para la próxima vez!


No hay comentarios:

Publicar un comentario