lunes, 9 de diciembre de 2013

Resfriado común .- (II parte)

Ayer fue un día laaargo, larguísimo. Dani amaneció con una glucemia bastante alta, consecuencia de  un catarro que lo ha postrado durante un par de días. Aunque no tiene fiebre, hoy no ha ido al cole. He preferido dejarlo en casa 24 horas más para que acabe de recuperarse, porque de lo contrario estoy segura de que retrocederemos y  será peor.
Vamos a analizar su cuadro de ayer...
Glucemia a las 00.35.- 145 mg/dl Parece que empezamos a mejorar.

Hoy ha amanecido en 273, aún tiene mucha congestión nasal y está cansado, cosa normal en estos casos. Al final la hiperglucemia continúa a pesar de la buena cifra nocturna.Hoy iremos al pediatra, a ver qué dice..

¿Cómo afrontar un resfriado en los niños ?

Yo siempre digo que ante todo hay que tener paciencia. Es peor para todos agobiarse, porque ellos no están enfermos por decisión propia. Son cosas que pasan, ante las que debemos actuar con prontitud pero con calma.

Remontar la hiperglucemia.

1.-) Aunque en este caso no ha sido necesario, porque su glucemia estaba alta pero no había focos infecciosos ni problemas de cetonas, es posible que debas ajustar la dosis de insulina rápida. Nos recomiendan mantener normoglucemia en situaciones de enfermedad, lo sé, pero... no siempre es fácil (ni posible); llegados a este punto, yo prefiero que esté en 250... que en 50. No nos pasemos con la rápida, porque al final estos dientes de sierra glucémica son peores.

2.-) No pueden hacer ejercicio porque su estado general no se lo permite en ese momento, y el descanso también les ayuda a recuperarse. Este sedentarismo no ayuda a bajar la glucosa, pero sí a mejorar el resto.

3.-) Beber mucha agua, nos ayudará a mantenerlos hidratados y a controlar los niveles de glucosa. Aunque también es cierto que en ocasiones se recomienda la ingesta de zumos ricos en vitamina C, (incluso de zinc), yo no los utilizo porque son HC de absorción rapidísima y al final lo que se consigue es elevar todavía más sus niveles de glucosa en sangre, sin que podamos hacer otra cosa para compensar más que aumentar la insulina. Personalmente me parece mejor opción que beban agua.

4.-) Dani no suele estar inapetente (cuando llega a ese extremo es porque tiene una infección en la garganta que no le permite tragar, pero no es éso de lo que estamos hablando hoy), así que yo he decidido seguir poniendo las unidades de insulina que le corresponden por rango, y reducir una ración -o incluso un poco más- en cada comida. Esa compensación lo ha mantenido alto, pero ha sido llevadero. También he tenido cuidado con los alimentos: dieta suave y ligera,para evitar pesadez de estómago y digestiones largas.

Y con todo esto... un catarro más. Hoy se ha quedado en casa descansando con su abuelo y mañana ¡Al cole..!

3 comentarios:

  1. Sólo decirte que, esos valores de 250 durante todo el día , se pueden evitar con una o dos unidades de rápida, y te evitas la posible aparición de cuerpos cetónicos. Cuanto antes cortes las glucemias altas, mejor. Aunque sepas el motivo.
    Al menos es mi opinión . Muchos gracias por tu página

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias R.C. siempre tan acertada.
      Cuánto se aprende de la gente como tú... gracias a ti por pasar y dejar tu comentario, aunqeu sea de forma anónima ;-)

      Eliminar
  2. Me encanta tu blog.Siempre se aprende ya sea por tus seguimientos o por los comentarios Ana.
    Marilo.

    ResponderEliminar