lunes, 18 de noviembre de 2013

Semanita de pruebas I... Profiteroles con Dayelet

Pasada ya la semana de la diabetes, retomamos la actividad normal del blog, con una demostración de productos que me han ido llegando a casa estas últimas semanas.

Siempre agradezco a las empresas su disposición a enviarme muestras de sus productos para probarlos en casa y dar mi opinión libre, sin ninguna limitación.
Dicho ésto, os invito a conocer la gama de productos DAYELET, de los cuales yo tengo en casa dos muestras que voy a ir utilizando poco a poco y que os mostraré en cada momento. En mi caso he recibido un edulcorante específico para hacer galletas y otro para bizcochos. Ambos están hechos a base de polioles, y la medida en uso es equivalente a la del azúcar normal. La propia empresa aconseja su utilización a partir de los 3 años, (no antes) para evitar riesgos de diarrea en aquellas personas especialmente sensibles a este tipo de edulcorantes.

La primera impresión que recibes es el empaquetado, la verdad: perfecto. Botes herméticos, sellados y magníficamente envasados. La segunda es la textura... mi hijo Dani lo probó metiendo el dedo, y me dijo..........mamáaa... es igualito que el azúcar! Sin embargo, mi opinión es que el utilizado en esta ocasión, el de GALLETAS, tiene algo menos de dulzor. A mi ésto no me supone un problema porque no me gustan las cosas especialmente empalagosas, pero creo que es necesario comentarlo.

Otra cosa que siempre me interesa en este tipo de productos es su polivalencia... quiero decir: si yo sólo tengo el de galletas, y decido hacer magdalenas ¿el sabor es el mismo? Un edulcorante cuyo precio es tan superior al del azúcar normal, ¿es rentable por sí mismo si sólo tengo un tipo concreto o dos, o voy a verme en la obligación de comprar todas las variedades que ofrece el mercado para conseguir un resultado excelente en función de lo que quiera hacer en cada momento?
En base a esto, y para probar, he decidido elaborar unos profiteroles, con mi receta casera de toda la vida, únicamente voy a sustituir el azúcar de la nata con la que voy a rellenarlos por DAYELET GALLETAS... ¡Vamos a ver que tal!


Los profiteroles se hacen con una sencilla pasta llamada "choux", muy básica y que necesita sólo 4 ingredientes:

a) 125 ml de leche = 0,6 raciones HC
b) 60 gr de mantequilla = 0 r HC
c) 125 gr de harina = 8,5 r de HC
d) 3 huevos
... y una pizca de sal

(Si utilizas mantequilla con sal, como yo, te evitas este último ingrediente y quedan perfectos) 




Ponemos en un cazo la leche con la mantequilla, y le vamos dando vueltas con una lengua de silicona para que no se pegue, hasta que la mantequilla está completamente derretida. Retiramos del fuego.
Fuera del fuego, incorporamos la harina tamizada, y la revolvemos bien (se hará una pasta dura), tratando de disolver los grumos de la harina poco a poco, aplastándolos con la lengua.
Una vez que la harina está bien incorporada, vamos añadiendo los huevos de uno en uno. Este proceso puede ser un poco latoso, porque no se mezclan con facilidad sobre la pasta base, pero... con unas varillas y algo de paciencia lo conseguiréis.
La opción B, es mezclar uno a uno con la batidora. Más rápido, desde luego y también efectivo.

La pasta base queda tal cual está en la foto de la izquierda, una especie de crema que yo meto en una manga pastelera como la que veis, para poder pesarla con comodidad. De esta manera:

Una vez pesada, repartimos en una bandeja de horno con papel sulfurizado unos montoncitos de pasta choux y los metemos al horno a 180º unos 15 minutos. Yo los dejo dentro del horno 5 minutos más, pero ya con él apagado, sólo aprovechando el calor residual.
Al cabo de ese tiempo los saco, y los pongo a enfriar -IMPORTANTÍSIMO- sobre una rejilla, si los dejáis sobre el papel o sobre una superficie plana se quedarán gomosos.


 Relleno de hoy: nata montada con 3 cucharadas de Dayelet galletas.
 Todos los utensilios que uséis para montar la nata, ya sea el bol como el brazo de varillas de la batidora deben de estar bien fríos. Para ello es recomendable colocarlos quince minutos antes del batido en el congelador y así asegurarnos que en el rato que estemos trabajando no se va a recalentar la crema.
Una vez fríos, se abren con la ayuda de una tijera de cocina, solamente por la mitad, y se rellenan con la nata montada.

Profiteroles rellenos de nata montada con DAYELET.


CÁLCULO DE RACIONES DE HC

Las cantidades que hemos utilizado os dan para hacer 20 profiteroles grandecitos, cuyo cómputo de hidratos es:

125 ml de leche = 0,6 r.
60 gr de mantequilla = 0 r
125 gr de harina = 8,5 r
500 grs de nata = 1,5 r (la marca que yo he usado)
3 cucharadas soperas de Dayelet = 4.5 r

TOTAL = 15,1 RACIONES (todos)

15,1 : 20 profiteroles = 1.3 r cada uno... ¡POCO MÁS DE 1 RACIÓN!

y ahora me preguntaréis qué tal el edulcorante, claro...

He de deciros que, pese a no ser uno de los específicos para frío, ha respondido de maravilla. Insisto en que quizá  a otras personas os gusten las cosas mucho más dulces por lo que tendréis que añadir algo más de cantidad que yo, pero... en serio. ¡Un resultado muy satisfactorio y un sabor delicioso! Me he quedado con las ganas de decorarlos con algo que ellos llaman "azúcar anti-humedad" que es la cobertura esa que se pone en las tartas de Santiago por ejemplo... estoy convencida de que a nivel de presentación hubiesen quedado de libro, porque de sabor, sinceramente, ya estaban.


¿Os animáis a probarlos?






2 comentarios:

  1. Qué buena pinta, me encanta el blog, lo descubrí la semana pasada por casualidad y me parece que voy a ser una fiel seguidora, yo tengo 22 años y llevo 5 añitos con la insulina. Me parece muy curiosa la forma de contar HC, no la conocía hasta hace poco que cambié de médico y aun no la controlo mucho, antes lo hacía todo a ojo, me tengo que documentar más por internet.
    Un saludo y a seguir con este animo! :)

    ResponderEliminar
  2. Me encanta el blog, yo igual que tu utilizo dayelet :)

    ResponderEliminar