lunes, 14 de octubre de 2013

Llega para todos

No me tengo en pie. Estoy agotada, me duele el cuerpo entero y tengo al sensación de que me acaba de apalear.
No es gripe, sólo eso que ahora conocemos como un "proceso vírico" normal y corriente que te machaca igual que si fuera algo importante pero que a nivel laboral no se contempla como algo digno de ser tenido en consideración.

Yo no puedo ponerme enferma (aunque lo esté) porque tengo que ocuparme de mi hijo, y de las circunstancias que lo rodean. Así que, si puedo levantarme de madrugada a hacer una glucemia, también puedo venir al trabajo.

¿Alguna idea de cómo evitar que esto llegue a Dani? Porque claro, si después del comienzo de curso con fractura en el pulgar... ahora le cae un gripazo, ya me da algo.

 Entre tanto os invito a participar en este evento que de una u otra forma nos afecta a todos.

¡Animo....y a correr!



No hay comentarios:

Publicar un comentario