miércoles, 4 de septiembre de 2013

Vuelta al cole

Llega septiembre y con él volvemos a la rutina de siempre. Los niños han pasado el verano  divirtiéndose y se han tomado todos los descansos que hemos podido permitirles así que sus controles han ido muy bien. Sus glucemias, en general, han sido casi siempre muy estables y por descontado las necesidades insulínicas han descendido. Todo ha ido estupendamente: el deporte les ha ayudado muchísimo, y la falta de estrés derivado de sus obligaciones en el cole, de las prisas en la ciudad y de las actividades que conforman su vida han propiciado una situación que todos deseamos mantener...
Pero ¿cómo hacemos para que los chicos retomen la vida de otoño, con todo lo que ello supone, sin que les altere las glucemias?

La vuelta al cole, por sí misma, ya es un acontecimiento que les genera ansiedad.Por un lado no quieren que se termine el verano pero por otra parte, están deseando volver a sus compañeros. Es cierto que han mantenido el contacto con algunos de ellos, pero... ¡El reencuentro siempre es excitante y divertido!

Todo esto, naturalmente, les produce una alteración en sus niveles de glucemia en sangre, derivada únicamente de los nervios. Tratamos de ser racionales y de decirles que no se alteren por esto o por aquello, pero.. ¿es esto realmente posible?

No podemos evitar que los niños se emocionen en un momento dado, lo único que nos queda es tratar de tranquilizarlos en la medida de lo posible para que no se disparen en exceso, pero es imposible controlar la alegría ... o la emoción... o el llanto.

Para la vuelta al día a día, yo he tratado de seguir una serie de pautas, de forma que Dani se haya reincorporado poco a poco y de forma progresiva a la ciudad y a la vuelta a casa.

1) Hemos tratado de no apurar las vacaciones hasta el último día, de forma que él se encontrase a finales de agosto con sus amigos -ya de vuelta también- para empezar a retomar la normalidad.
2) Lo he implicado de forma directa en las cosas que tienen relación con el colegio: comprar los libros, planear las extraescolares que le apetecen, salir a comprar las zapatillas de E. física o el chándal.
3) Poco a poco hemos vuelto a llamar a los amigos que estaban de vacaciones, y que se encuentran en la misma situación por aquello de ayudarnos y ayudar en este proceso.
4) He tratado de hablar con él para pedirle que no magnifique las hiperglucemias... pero que a partir de ahora debe poner de su parte para continuar con buenos controles.

Venga, ánimo.....la vuelta al cole es inevitable, así que tenemos que ayudarles a llevarla lo mejor posible. Y a fin de cuentas, la vuelta a la rutina también tiene sus cosas buenas, ¿verdad?


7 comentarios:

  1. exactamete ANA !!
    de vuelta a la rutina
    un beso enorme
    ELISA

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si hija, a la rutina: comprar libros, forrarlos, probar zapatillas, vuelta al pantalón largo, ¡Mamáaaa... no me gustan estos zapatos!

      Lo de siempre,(y menos mal)

      Eliminar
  2. Las vueltas a la rutina creo que son buenas, el verano nos altera, yo he tenido un buen verano pero la falta de actividad (mea culpa) ha derivado en controles descompensados, esta visto que el sedentarismo es malo.
    MI vuelta el "colegio" va implicar el drastico cambio, ya mismo me preparo la mochila ya caminar.
    Ana, como siempre tus entradas al blog son interesantes y las leo con ganas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gontzal ya sabes que el sedentarismo nos pasa factura, debemos mantener unas pautas estables de ejercicio para equilibrar nuestros controles, pero... el verano es una etapa en la que nos dejamos llevar por los excesos.

      Si estuvieras cerca te invitaría a una caminata por el monte que estoy organizando para fin de mes.

      ¡Yo también voy a ponerme las pilas con el deporte... YA!

      Abrazo

      Eliminar
  3. Las vueltas a la rutina creo que son buenas, el verano nos altera, yo he tenido un buen verano pero la falta de actividad (mea culpa) ha derivado en controles descompensados, esta visto que el sedentarismo es malo.
    MI vuelta el "colegio" va implicar el drastico cambio, ya mismo me preparo la mochila ya caminar.
    Ana, como siempre tus entradas al blog son interesantes y las leo con ganas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Intenciones para la vuelta al "cole":
    Caminar... juas juas!!!
    Comer menos (en mi caso..) juas juas!!!
    Beber menos ... juas juas!!!
    Dejar de fumar...(no es mi caso..) juas juas!!!
    Apuntarme al gimnasio ... juas , juas, juas.... no , que tamos en crisis!!!
    ... y así tantas!!
    En fin, la vuelta a la rutina implica disciplina, paciencia (kilos de ella) y por supuesto buena cara!!!.
    Hablo desde mi estressssssssss postvacacional (claro!!!)
    Lo dicho aqui estamos de nuevo (siento no poder estar mas en contacto contigo, Ana, durante el verano, pero ahora vienen las castañas!!!).
    Por cierto eso de la caminata (solo un dia, eh!!) suena bien.. habra que hablar del tema delante de un café con tostadas, zumo y demás delicatesem (por lo de pillar fuerzas!!). Bicos mil, Ana... te sigo "leyendo".
    Eduardo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Edu, atento a mi próximo post sobre los propósitos de enmienda... ¡Tenemos que conseguirlo!
      Y por cierto la caminata, sólo una parte del día (el resto es convivencia y juego) va a ser muy divertido. Llámame y quedamos para ese desayuno o secuestro directamente a Álex y nos lo llevamos.

      Besotes mil

      Eliminar