sábado, 6 de abril de 2013

¿Madres coraje?

Cuando decidí abrir el blog allá por mediados de noviembre, el único argumento que encontraba, era mi propia necesidad de desahogo. Estaba en medio de una tormenta de emociones que traspasaba mi habitual cautela y tenía que salir por algún sitio. Yo, que normalmente soy  una persona con un nivel alto de estrés -y de ansiedad- no podía encontrar mejor foro que un portafolios virtual para desahogar mi preocupación, mis miedos y mi dolor.
...Es tan sencillo recurrir al anonimato que te proporciona internet, para desnudar tu corazón en un momento dado...
Hoy, con el paso de los meses, he aprendido a relativizar la agitación, y aún siendo consciente de que esta calma relativa que vivimos en el momento actual, es -como todo en la vida- circunstancial, e inherente a la luna de miel que Dani está pasando, lo cierto es que me acuesto y me levanto con un nivel de tranquilidad que antes no tenía.

Lo que siempre tuve claro. Desde el primer momento, es que si -como el médico y la educadora mantenían- la colaboración de la familia era parte sustancial del tratamiento, mi hijo iba a tener ese aspecto cubierto en la misma medida que las necesidades de insulina o de hidratos. Pensaba entonces, como ahora, que no hay razón más poderosa  que el amor hacia nuestros hijos para sacar fuerzas de donde no las hay, si ello es necesario para que se afiance su autonomía, y evolucionen en todo momento en positivo.

Hoy, en un programa de radio al que me han invitado, me han llamado "madre coraje" ... y no he sido capaz de disuadirlos en su afirmación. Yo no me siento así, ni creo ser merecedora de tal apelativo. Si miramos alrededor y comparamos nuestra situación con la desgracia que rodea a otras personas, no puedo menos que sentir cierta dosis de alivio y tranquilidad; puesto que... aunque la vida ha sido extremadamente injusta en el reparto aleatorio de la salud, no es menos cierto que a nosotros nos ha colmado de energía para luchar frente a esta adversidad con la que convivimos.

En este tiempo desde el debut, he conocido a personas cuya situación familiar y personal es dramática. Ahora mismo se me viene a la cabeza el caso de mi amiga P. quien mientras daba a luz a su segunda hija, ingresó a su hijo -un niño todavía-con debut diabético. No puedo imaginar la alteración de emociones que pudo pasar esta  mujer, sin saber a qué carta jugar... afrontando la alegría de ser madre de nuevo o el miedo a admitir lo que se le venía encima. Todo ello sin mencionar el hecho de que el crío, tenía y tiene una parálisis en un brazo, que le limita en sus movimientos y en su funcionalidad.
Al poco tiempo de esto, imagino que a todos se nos haría imposible salir de una situación así de compleja, afrontó un divorcio.
Bien... hoy el niño, diabético, con su bracito limitado por la parálisis y en plena adolescencia ¡quiere ser torero! y con esa ilusión se esfuerza cada día y nos demuestra  a todos que es cierta la frase del poeta: Como no sabía que era imposible; lo hizo.
Además, una vez calmadas las cosas, P y su marido se han dado otra oportunidad.

Yo no soy una madre coraje. En absoluto... Yo sólo soy alguien que pone en palabras el sentir de unas personas con un punto en común, pero nada más. He tenido la inmensa suerte de encontrar una tribuna abierta y plural en la que muchas personas vierten opiniones y puntos de vista que revierten en beneficio de todos. En beneficio de una comunidad cuyo único propósito es ayudarse y ayudar.

Por todos ellos, que nos sirven de guía y referencia en todo momento, no puedo sentirme una madre coraje. Una luchadora social... si; una  persona enérgica y positiva... tal vez, una mujer decidida y vehemente en su lucha... está claro que sí.
Pero ser madre coraje es otra cosa... yo sólo soy una más. Como tantas...


12 comentarios:

  1. Eres una mas,como tantas.Pero tu manera de transmitir...es única.
    Gracias una vez mas.Ana
    Sonia Riquelme

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Sonia, yo trato de poner en palabras la vida que me rodea...la mía y la de otros.
      Porque con ello tenemos la oportunidad de ver en perspectiva y de racionalizar las cosas.

      Un beso fuerte

      Eliminar
  2. Para todos los que te seguimos es una gran suerte que te decidiese a escribir lo de hoy tu sabes como queremos a esa persona a la que tu mencionas yo personalmente estoy muy orgullosa de todos los que formamos esta gran familia y tu Ana eres un pilar muy importante en ella os ¡¡¡¡¡ QUIERO ¡¡¡¡ F N 2

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y nosotros a ti Loli.
      Gracias por tu apoyo y tu valoración... sieeeeeempre estás a nuestro lado con un aliento de ánimo.. un beso

      Eliminar
  3. Admiro tu forma de expresarte y escribir y aunque no te veas como una madre coraje, tienes un poquito mas que otr@s de madre coraje cada cual a su manera tenemos un poquito y unos mas que otros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Miguel.
      Como he dicho... hay personas que se merecen ese reconocimiento mucho más que yo, ellas son las que nos inspiran y nos infunden ánimo para seguir cada día.

      besote

      Eliminar
  4. Hola Soy Pili la madre a la que se refiere Ana en su publicacion . Dificil expresar con palabras lo que he sentido. Asi ocurrieron y han ocurrido las cosas en mi vida ,intentando remontar de estos batacazos tan grandes que nos toco vivir . Mi pena es pensar que me deprimi cuando mas falta le hacia a mi hijo ,aunque no por ello luche como una loca hasta el punto de que todas sus glicos desde aquel dia fueron perfectas . Me deje la piel,quedandome en 43 kilos pero aun siento pena de las veces que mi hijo me vio triste ,si es verdad ,que no lo pude evitar porque el sufrimiento fue mayor que mis intentos . Ahora todo mejor, pero seguimos en la lucha dia a dia para que mi hijo sea feliz a pesar de las adversidades de la vida . Ana ,sabes que te admiro ,que valoro mucho todo lo que haces por tu hijo y por los demas . Eres una persona generosa y luchadora y por supuesto todo esto sin ti no seria lo mismo . Siempre digo que le he sacado la parte buena a la diabetes ,que es ,el haber conocido a grandes personas y entre esas personas estas tu . Gracias por lo escrito y gracias por estar ahi siempre cuando te necesitamos .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué decirte Pili...! Tu historia es de una dureza difícil de comparar. Es una situación de las que -si viésemos en el cine- nos parecerían fruto de la imaginación desbordante de un guionista; pero como bien es sabido, la realidad supera a la ficción casi siempre.

      Jesús es un niño afortunado, porque sabe perfectamente que cuenta con vosotros. Yo te he dicho muchas veces que lo ataría a la mesa para que no cogiese la muleta... porque me muero de miedo sólo de pensarlo. Pero esto es independiente de su situación tan especial. Lo cierto es que él es una auténtico maestro de la lucha y el valor, que conseguirá lo que se propone por muchas razones, pero la principal es que no ceja en su empeño de intentarlo sin descanso.

      Un beso enorme de cariño y amistad.

      Eliminar
  5. Espero se me publique lo que he escrito ,otras veces no lo he conseguido jeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja......pues esta vez si..

      (seas quien seas)

      Eliminar
  6. Ana, ¿Qué decir?... ser madre coraje es vivir por y para sus hijos, tu también lo haces.
    Es difícil leer este escrito tuyo y mas sabiendo perfectamente a quien te refieres que algo empiece a nublar la lectura por que los ojos también sienten.
    Gracias a ti, Ana por exponer tan perfectamente la vida, gracias a nuestra amiga P. por ser como es, por su alegría y gracias a tod@s por que puedo contar que acá en este medio a veces frio, tengo el calor humano de otra familia.
    Gontzal

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gonztal somos un grupo lleno de ilusiones y fuerza. Está claro que hay momentos de desaliento, de preocupación y de lágrimas. Pero... a la hora de la verdad, pedimos apoyo y una marea de personas como nosotros cierra las manos para sujetarnos.

      Y eso es algo fruto de una generosidad extraordinaria, que no se puede pagar coon dinero... sólo con afecto, atención... y en mi caso.. palabras.

      Beso

      Eliminar