sábado, 16 de febrero de 2013

Hagamos deporte.. hoy también

Todos sabemos que es imprescindible para una persona con diabetes, realizar ejercicio físico de forma regular. 

Hay muchos atletas y deportistas que conviven con la diabetes, como Gary Hall Jr, nadador estadounidense ganador de 10 medallas Olímpicas (5 de oro, 3 de plata y 2 de bronce)

Pero tanto si aspiras a llegar a este nivel, como si lo tuyo es salir a pasear con tu perro por el parque o por tu barrio, la diabetes no sólo no debe ser un impedimento, sino un estímulo y una motivación a mayores.

¿Cómo ayuda el ejercicio a las personas que tienen diabetes?

  • El ejercicio contribuye a que la insulina desempeñe mejor su función, lo que ayuda a mantener las concentraciones de azúcar en sangre dentro de los límites saludables.
  • El movimiento, en forma de deporte o simplemente por diversión, quema calorías, lo que ayuda a alcanzar y mantener un peso saludable.
  • Si quedamos con amigos para pasar una tarde activa, estamos fomentando el trabajo en equipo, y la diversión compartida siempre se disfruta más.
  • El ejercicio ayuda a elevar la autoestima y la seguridad en uno mismo, nos sentimos mejor y eso hace que aflore la percepción positiva de las cosas.
  • El ejercicio genera  endorfinas, con lo que mejora el estado de ánimo. No hay ninguna sensación más placentera que..... ¡Pasarlo bien!

Y lo más importante, que debemos plantearnos desde el principio, es debemos... ser constante, y ejercitarnos cada día. Una vez que se empiezan a notar los beneficios del ejercicio físico, pocos pueden ya renunciar a él.

Pero claro... debemos saber unas pautas para hacer ejercicio, especialmente si es muy intenso, para conseguir disfrutar lo más posible de él, y no notar los posibles efectos adversos.
  • Controlamos el azúcar. Tu médico o educadora te indicará cuándo debes hacerte una glucemia (puede que antes, durante o después... o varias veces; ellos te orientarán)
  • Ponemos la dosis correcta de insulina. Es posible que os recomienden reajustar la dosis de insulina cuando hagan ejercicio . Ya sabemos que se no debe poner la insulina, en una parte del cuerpo que utilicen en la actividad antes de practicarla (ejemplo.- No es apropiado poner la insulina en una pierna justo antes de jugar al fútbol),  Esto podría provocar que se absorbiera demasiado deprisa.
  • Come alimentos apropiados. Vuestro  educador  también os ayudará a adaptar tu plan dietético a fin de que tengas suficiente energía para hacer ejercicio. Por ejemplo, tal vez se necesite tomar un tentempié adicional antes, durante o después de entrenar. Aseguraos de seguir una dieta adecuada , y de ajustarla al desgaste que se produce durante el ejercicio.
  • Lleva encima tentempiés y agua. Independientemente de que jueguen a fútbol en el colegio o corran por el parque, ten agua y algo para picar a mano.
  • Díselo a su entrenador o profesor. Asegúrate de que el entrenador sabe que hay una persona con diabetes. Infórmales sobre lo que los niños deben  para controlar la glucemia antes, durante o después de hacer ejercicio.





No hay comentarios:

Publicar un comentario