domingo, 13 de enero de 2013

Seguir adelante


A veces no es posible asumir todos los compromisos que se van asumiendo en la vida diaria, porque estas nuevas incorporaciones, no suponen la cesión de las anteriores. Por ello me he ausentado estos días; el trabajo me ha impedido dedicarle al blog el tiempo que me hubiese gustado; espero que vuestra paciencia sea suficiente como para entender estas desapariciones esporádicas, cuando no me quedan más alternativas.

Ahora ya, con la agenda razonablemente organizada, vuelvo a la normalidad del día a día... 

Esta noche de domingo, con la espalda machacada de dolor por una malcurada contractura, y mis propósitos de año nuevo intactos, entro para saludaros y citaros para mañana... si os sigue apeteciendo nuestra compañía.




No hay comentarios:

Publicar un comentario