martes, 25 de diciembre de 2012

Mi regalo de nochebuena



Cuando anoche llegamos a casa de los abuelos para pasar la nochebuena, estaba predispuesta a la misma melancolía que me inunda otros años. Lo paso mal, por un montón de razones... y aunque trato de disimularlo (cosa que se me  da fatal) siempre termino por hartarme de llorar cuando llego a mi casa.

Estaba convencida de que ayer no iba a ser una excepción, porque -aunque había negociado las raciones con la educadora- había algún miembro de la familia que no estaba de acuerdo en que el niño prescindiese del turrón, por ejemplo. Pero de entre las opciones que nos parecían más apropiadas para él, ninguna tenía ese postre; Una vez hablado,  preferimos dejarlo para el mediodía de hoy.

Ayer llegó con una prepandial de 68 a la cena. Y se tomó sus 6 raciones de costumbre, en forma de 1,5 de menestra de verduras + 3 de patatas asadas + 1,5 de galletas María (prefirió esto a un yogur con frutas ). Pero claro, después de cenar había que pincharse. 
Todos estábamos sentados a la mesa, y él se levantó el primero. Se fue a purgar la pluma de insulina y me dijo:
- De hoy no pasa. Hoy me pincho sí o sí.
Entramos en el baño, lo intentó... miraba la aguja (una BD nano de 4 mm), cogía el pellizco... no encontaba una postura cómoda.
Decidió que era mejor ir al salón y sentarse de rodillas. Le acompañé
De repente, cogió de nuevo la pluma con una mano, repiró hondo, y le oí contar
- Una, dos...y tres!
¡Se había pinchado solo........! 
Fui corriendo al comedor a buscar a la familia. Dani se quedó solito terminando la profusión de insulina, en esos escasos segundos, se emocionó tanto que me lo encontré al regreso llorando;  exultante de alegría.
Naturalmente le llovieron las felicitaciones, los abrazos y el refuerzo emocional que necesitaba.

Cuando los demás volvieron a la mesa, Dani y yo seguíamos llorando, no podíamos dejarlo... eran momentos de intensa complicidad entre los dos.
-He recuperado la confianza en mi mismo y lo he hecho.Esto es un milagro de navidad, mami -me dijo-
- No cariño; el milagro eres tú. -Le dijo la abuela desde la puerta-

Lo único que se le ocurrió tras toda esta emoción, fue coger el teléfono y llamar a su educadora. Merche estaba cenando con su familia, naturalmente, pero... cuando Dani le dijo que acababa de pincharse,su voz nos hizo entender que estaba tan contenta como nosotros y que se daba cuenta de que el trabajo que desarrolla cada día con él, no cae en saco roto.

Ayer Papá Noel vino a casa, a regalarnos lo mejor que tenía en su saco. Y nos hizo muy felices...Por fin.



12 comentarios:


  1. Enhorabuena a los dos, eres un campeón Dani, con un pedazo de entrenadora!!, ( y yo he acabado soltando un lagrimón...bueno, vale han sido dos o tres, que los sepas).

    Mamen

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un beso fuerte Mamen... todos tenemos las pupilas un poco más limpias hoy..

      Eliminar
  2. Que emocionante relato ! Que hermosa bendición de Navidad ... tu hijo es un pequeño valiente. Muchos cariños en estas fiestas y sin duda no podrían haber recibido mejor regalo... !!
    Muchas saludos a ti y a Dani desde Chile :)
    Feliz Navidad !!!!

    ResponderEliminar
  3. Que emocionante relato ! Y que manera más linda de recibir la navidad. Tu hijo es un pequeño valiente, digno de admiración !! Sin duda no hay un regalo tan hermoso como este para ustedes... Mis saludos a ti y a Dani desde Chile ... Feliz Navidad !!! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Valentina.
      Dani es un encanto dulce en todos los sentidos, al que a veces le cuesta afrontar las nuevas situaciones.
      Pero cuando lo consigue, es capaz de disfrutarlo con tanta energía que convierte todo lo que le rodea en felicidad e ilusión

      Eliminar
  4. Muy bien una meta más conseguida es un logro muy importante ahora Dani será un poco más independiente me alegro mucho Ana De tal palo tal astilla muchos besos Fan N 2

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un pequeño paso para cualquiera, y un paso enorme para nosotros... Muchas gracias Fan N2. Besos

      Eliminar
  5. Enhorabena! pasito a pasito y ojalá un día esta enfermedad sea curable... mi madre hace más de 25 años que la lleva encima y la costumbre no quita el mérito ni mucho menos, ánimo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Luis, ahora que ya se ha demostrado a si mismo que puede, debemos motivarlo para que no se rinda, y continúe... Seguro que lo consigue: es un campeón.
      Besotes

      Eliminar
  6. mi hermano hace 2 años es diabetico para mi fue un golpe muy duro tenia rabia , pena eran muchas emociones juntas pero un dia mi hermanito me dijo tranquila hermanita yo estare bien aprendere a pincharme y a cuidarme y ese dia dio un gran paso se pincho solo me caian lagrimas lo importante que el estaba junto a mi apesar de la glicemia que debuto(1214)increible no! el apoyo es fundamental.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es fácil para nadie asumir una noticia como esta. Por más que nos digan.... ¡Hay cosas peores! nos duele a cada uno lo nuestro.
      Poco a poco van aprendiendo a adaptarse y entienden que de su buen control va a depender su calidad de vida.
      No conozco a nadie que haya debutado con una glucemia como esta... 1214 ?? Dani debutó con 510 y ya nos parecía una barbaridad.

      Sobre lo que dices del apoyo, completamente de acuerdo. Es lo único que realmente nos hace llevadero el día a día.

      Sin discusión, vamos.

      Un abrazo

      Eliminar
  7. Vaya, ahora sí que he visto el blog ;D
    Dani, pensarás que has hecho un regalo a tus padres y es cierto, aunque el regalo es mucho más grande de lo que imaginas. Tus abuelos, tus tíos, tus educadores y yo nos sentimos muy orgullosos de ti.
    ¡¡¡FELICIDADES, mi cariño!!!

    ResponderEliminar