jueves, 22 de noviembre de 2012

Pasito a pasito 2000 clicks

Cuando ingresaron a Dani en la UCI no teníamos muy claro cómo sentirnos. Por un lado estábamos convencidos de que en aquel paraíso de silencio y atenciones  estaría magníficamente atendido, peor por otra parte, el prejuicio de saberlo ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos, entremezclaba la sensación de tranquilidad con el temor a que no nos estuviesen contando todo lo que debíamos saber. Hubo momentos muy confusos, porque veíamos al niño en la cama, monitorizado... y con las enfermeras pendientes de él cada hora, que haciendo su trabajo con todo el celo que  necesitaban, apenas le permitían descansar. Dormíamos en un sofá, que entonces nos parecía un espanto (hasta que llegamos a planta y descubrimos las "sillas ergonómicas")

Nos hablaban de la glicosilada, del PH con el que había ingresado...de la necesidad de realizarle glucemias cada hora;  y nosotros escuchábamos todo aquello intentando digerir lo que apenas entendíamos, como si  habernos incorporado de repente al grupo de los pacientes con diabetes, viniese con una serie de conocimientos incorporados que llegaban a tu vida al mismo tiempo que el diagnóstico.

Ahora, que todo eso ya forma parte de nuestra vida, empezamos a entender aquella profusión de datos con efecto retroactivo. Supimos hace unos días que Dani había ingresado con una glicosilada de 14, por ejemplo, que estoy convencida que a estas alturas ya está más que rebajada... y que aquel extraño olor que desprendía su aliento era acetona.

Paso a paso hemos avanzado mucho. Estamos aprendiendo a tener control de la insulina  por nosotros mismos, en función de toda la casuística que rodea el día a día de nuestro hijo. Si nos lo hubiesen dicho entonces habríamos pensado que era imposible. Y sin embargo, aquí estamos ...

En estos dos meses escasos hemos aprendido mucho, gracias a la esta asombrosa  oportunidad de compartir nuestra experiencia de debut con todos vosotros. Los primeros días el desconcierto y preocupación se  debatieron en el hospital, luego en casa...


Pero un día surgió la idea de gestionar un blog, y empecé a madurar los contenidos. Lo tuve en privado durante unas semanas... y a partir del día 15 -día mundial de la diabetes- lo hice público y empecé a compartir nuestras ideas y nuestras preocupaciones.

Y para nuestra sorpresa; una semana después hemos llegado a 2000 visitas y un número indeterminado de comentarios en aquellos hilos de FB en los que enlazamos su contenido.

Queremos daros las gracias a todos los que nos vais siguiendo, apoyando y comentando. Dani está cada día más motivado, y los altibajos emocionales que surgen en el día a día se van superando con la ayuda de todos los amigos que, en la distancia, siempre tienen una palabra de ánimo y una sonrisa en el corazón.

Muchas gracias de nuevo por vuestro apoyo. Está siendo un placer compartir con todos vosotros tiempo y espacio..





3 comentarios:

  1. Ana gracias a ti, por abrirnos tu corazón, tu alma, hacernos partícipes de tus sentimientos, de tus avances... leyéndote recuerdo los míos, y siento que tu hoy es mi ayer.

    Hace 6 años, yo estaba dónde estás tú hoy, y mi hija dónde está tu hijo hoy.

    Bien es cierto, que lo siento de manera diferente, el tiempo desde el debut diabético ha pasado, ya puedo verlo desde otra perspectiva, sin rencor, sin sufrimiento, sin padecimiento….ya no me hago preguntas tales como ¿Por qué a mi hija? ¿Podría haberlo evitado? ¿Podrá llevar mi pequeña una vida “normal”?... todas estas preguntas el tiempo me las ha contestado, me las contestado mi hija cada día cuando se levanta contenta cada mañana, disfrutando de cada nuevo día y sin que la diabetes le haya influido negativamente en ningún aspecto de su crecimiento.

    Durante este tiempo, he aprendido cosas magníficas la más importante... lo fuerte que soy, lo valiente que es mi hija y la gran capacidad de aceptación y adaptación que tienen los niños.

    Hoy el muro de un amigo Alf Asturias estaba decorado con esta frase "Ningún mar en calma hizo experto a un marinero", que frase tan genial ¿verdad?

    Un besito muy grande Ana y otro muy muy grande para Dani, dile de mi parte que lo está haciendo muy requetebien, y que un día si se anima no escriba él un post, me encantaría leerle y a mi peque también.

    Diabetes En La Infancia Llega Tía Betty

    Mª del Carmen Benito

    ResponderEliminar
  2. Jo como me dejáis no se que decir os doy las gracias a las dos seguir contando vuestro sentí por favor fan numero 2

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias a ambas.
    Dani me acaba de decir que hoy mismo escribirá un post; esta semana ha tenido poco tiempo pero hoy.... ¡Hoy toca!

    Un besote enorme. O mil.

    ResponderEliminar