lunes, 19 de noviembre de 2012

Debut-5; excepciones



Una de las mayores dificultades que debemos afrontar las mamás de niños con diabetes, es aprende a decir NO.

Está claro que de nuestra mente adulta y razonablemente equilibrada, va a depender en gran medida la capacidad de los chicos para adaptarse a las nuevas normas. No comer más de la cuenta, cuando no es necesario, ha pasado de ser un reproche ocasional, a una preocupación diaria que en ocasiones nos genera un nivel de estrés altísimo.

¿Qué sabemos nosotras lo que hacen los niños en el recreo? ¿No estarán intentando aprovecharse de la coyuntura para sacar partido de aquellos miembros de la familia que saben más vulnerables a la manipulación? ¿Cómo impedir que a un niño le apetezca merendar el chocolate que toman sus amigos... o los donuts, o las bebidas carbonatadas ? Es muy difícil convencerlos de que durante un tiempo han de aprender a considerar este tipo de alimentos como algo puntual, porque en el debut de la enfermedad los padres aún desconocemos los efectos de la ingesta de cosas con un índice glucémico tan alto y que aportan no sólo una elevada cantidad de raciones, sino -lo que es peor- calorías vacías...

Pero a los niños les apetece un bocata de nocilla, justamente la tarde en que van a ir para casa, al salir del cole, está lloviendo y no podemos ir a dar una vuelta en bici, y además mañana hay examen... con lo  que no queda otra que sentarnos a estudiar.

Desde el primer contacto con los médicos y nutricionistas, nos dejaron claro que en algunos momentos los niños podrían hacer determinadas excepciones en la dieta, pero siempre debían ser controladas -ocasionales- y por supuesto analizadas hasta ver qué tipo de reacciones producían en el niño. A Dani, por ejemplo, le encanta el chocolate. Pero hemos observado que, si le damos -aunque sólo sea 1/2 ración, a las 4 horas tiene una hiperglucemia monumental. Quizá sea porque no hace demasiado deporte... es probable, o porque aún estamos aprendiendo a ajustar la insulina diurna... El caso es que si toma lo que no debe, se dispara la glucemia y con ello nuestra preocupación.

Ahora que se acerca la navidad, y la ciudad empieza a llenarse de fanfarria y golosinas, estoy convencida de que tendremos ocasiones de sobra para decir NO a un montón de cosas.

Y la verdad... me preocupa muchísimo hacerlo sin pasarme de tajante, ni quedarme corta ...

¿Por qué es tan difícil a veces establecer el equilibrio entre lo que se quiere y lo que se debe?







3 comentarios:

  1. La tentación nos acompañará siempre, pero tanto con una golosina, como si nos pasamos con la ración de pan o espaguettis :) lo que más me flipa son las fotos!!!!!!!!!! están chulísimas, solo mirar para ellas nos sube el azúcar jajajaja

    ResponderEliminar
  2. Gracias Martha, ya sabes que todas mis fotos están a disposición de cualquier azulísimo que las necesite. Es un placer compartir con vosotros este espacio.
    Besiño

    ResponderEliminar
  3. Ana como tu bien dices, al principio y hasta que consigamos encontrar las pautas de insulina que necesita nuestro hijo, es mejor restringir los alimentos denominados como "prohibidos" por su alto contenido en azúcares y grasas.

    Yo soy más partidaria de usar el "No Debes" al" No puedes", o en momentos puntuales dárselo como postre en una de las principales comidas, especialmente en la comida, porque como luego se va a mover y lo va a quemar…

    Hoy en día existen en el mercado gran variedad de productos sin azúcares añadidos y sin fructosa para esos momentos puntuales y cuyo Índice Glucemico es más bajo, están igual de ricos y no causan descontrol en las glucemias. Hay flanes sin azúcares añadidos, gelatinas, nocilla, turrón, chuches sin azúcar...eso sí la forma de tomarlos es la misma que para un producto "no prohibido" tenemos que sacar la ración por 100gr del producto, pesar con báscula, tener en cuenta para la insulina y aaaaaaa comer.
    Realmente hoy por hoy, la persona con diabetes no ha de quitarse de tantas cosas, simplemente ha de aprender a elegir cuál es el mejor momento del día para tomarlas.

    Hacer un par de días a la semana algún tipo de deporte también es muy recomendable, mi hija por ejemplo hace patinaje. Así que Dani, anímate y haz un deporte que te guste, los beneficios del ejercicio duran 24 horas, conseguirás con ello controlar tus glucemias y de paso harás muchos amigos nuevos.

    Diabetes En La Infancia Llega Tía Betty

    Mª del Carmen Benito Castañeda

    ResponderEliminar